lunes, 6 de diciembre de 2010

DERECHO CIVIL - Accidentes de Tránsito - Fallo: Prioridad de Paso


DESTACAN LA PLENA VALIDEZ DE LA REGLA DE PRIORIDAD DE PASO

De lo contrario, la circulación resultaría caótica e impredecible si en cada esquina el conductor que cuenta con preferencia y respeta las normas de tránsito, tuviera que detenerse y verificar si alguien las inobserva.

Con voto de la jueza María Esther Cafure de Battistelli, la Sala Penal del TSJ -integrada por Aída Tarditti y Mercedes Blanc de Arabel- rechazó el recurso de casación interpuesto por la defensa de Dalmacio Gorocito en contra de la sentencia dictada por el Juzgado Correccional de 2ª Nominación, en cuanto declaró al imputado autor responsable del delito de lesiones culposas y le impuso tres meses en forma de ejecución condicional e inhabilitación especial para conducir vehículos automotores por el plazo de un año.

A su turno, el Alto Cuerpo reseñó que el recurrente fincó su agravio en la fundamentación del fallo, al considerar que no se acreditó con el grado de certeza requerido para condenar a su asistido que en el caso los vehículos que colisionaron en una esquina no semaforizada hubieranconcurrido simultáneamente, dato que -según alegó- podría haberse prescindido de la aplicación de la regla de prioridad de paso del artículo 65 del Código de Tránsito Municipal (CTM).

Sobre la argumentación del impugnante, la Sala señaló que, en lugar de ofrecer una visión crítica sobre la totalidad del marco convictivo meritado, se basó en análisis parciales, precisando que la resolución del juez Correccional concluyó en que el imputado incumplió con la concesión de la prioridad de paso que le asistía al vehículo que circulaba por la derecha -conducido por Armando Aníbal Ruiz- la cual debió respetar en la encrucijada de calles a la que concurrieron los colisionantes, configurándose como consecuencia de ello una conducta imprudente en el tránsito automotriz que le ocasionó lesiones leves a la víctima.

Asimismo, el TSJ destacó que el juzgador fundó la prioridad de paso en que ambos autos llegaron simultáneamente a la esquina en donde se estrellaron y a similar velocidad, aunque superando por escaso margen el límite permitido.

Sin excepciones

En cuanto a la regla en cuestión, precisó que el magistrado adujo que regulaba el caso y que no concurrían las excepciones previstas en la norma.
“En el sub examine, el sentenciante dio razones suficientes para fundar que debía aplicarse la regla de la prioridad de paso, ya que ambos vehículos arribaron simultáneamente a la esquina sin semáforo con velocidad cercana a la permitida y que el imputado no posibilitó el cruce del Peugeot 307 que circulaba por la derecha”, plasmó el Alto Tribunal.

En esa línea, el TSJ enfatizó que advertía que era erróneo el cuestionamiento de la falta de motivación respecto a la supuesta asignación efectuada por el a quo del carácter absoluto de la regla de la prioridad de paso, aclarando que ello no fue afirmado por el juzgador, acotando que expresamente expuso que admitía excepciones.

De oro

“Esta Sala Penal tiene dicho que la prioridad de paso del conductor que viene por la derecha consagra una regla de oro, pues en virtud de esa preferencia de paso está facultado a avanzar ante la legítima expectativa de que será el otro rodado el que detendrá su marcha”, resaltó, expresando que, de lo contrario, la circulación resultaría caótica e impredecible si en cada esquina el conductor que cuenta con la preferencia y respeta las reglas de tránsito, tuviera que detenerse por completo, verificar si alguien las inobserva y dejarlo pasar.

Así, descartada la velocidad del automóvil del damnificado, el tribunal valoró que el accidente únicamente podía atribuirse a la imprudencia del encartado, que no pudo detener el vehículo o realizar una maniobra que lo evitara. “La relación causal con los daños materiales y físicos ocasionados resultan de las pruebas (…), sin que medien circunstancias externas o de la propia víctima que hubieran incidido en su producción aun en forma indirecta, alterando el curso causal”, añadió.

www.comercioyjusticia.com.ar

PARA MAYOR INFORMACION, NO DUDE EN CONTACTARSE a los teléfonos (0342) 489.6831 o (0342) 155.472616, o a los e-mail: abogado.mas@gmail.com o ma_sandria@yahoo.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

John Unger y Schoep, todo un ejemplo de amor

John Unger y Schoep, todo un ejemplo de amor
"Mi meta en la vida es ser tan buena persona como mi perro ya cree que soy".

25 de agosto de 2008

Consejos para tener un Pit bull

La verdad sobre el PIT BULL

Características:

El pitbull es un perro notable de tamaño mediano, estructura sólida, pelo corto y una musculatura bien definida. Aunque se conoce a esta raza con el nombre genérico de pitbull, el nombre correcto en castellano es pit bull terrier americano.

Si bien el nombre de la raza da a pensar que el pitbull se originó en Estados Unidos, el origen de esta raza se remonta a la Gran Bretaña del siglo XIX.

Creado originalmente para ser un perro de pelea, el pitbull presenta características físicas que le confieren gran fuerza y agilidad. También es un perro muy resistente al dolor físico y tiene un coraje que supera cualquier expectativa.

Estas características han sido un arma de doble filo para esta noble raza. Los aficionados al pitbull valoran su fuerza y agilidad, mientras que sus detractores opinan que es poco menos que una máquina de matar.

Apariencia del pitbull

La cabeza del pitbull es larga, ancha y poderosa, pero no debe ser desproporcionada con relación al cuerpo. Vista de frente tiene la forma de un trapecio invertido, es decir que es como un triángulo invertido cuyo extremo inferior ha sido cortado. Las mejillas son abultadas y sobresalen de este trapecio imaginario.

El stop es moderadamente definido, y los ojos tienen una ubicación baja en el cráneo. Los ojos del pitbull pueden ser de cualquier color excepto celeste. Las orejas son en forma de rosa o semierectas, y su inserción es alta.

La mordida del pitbull es poderosa y es una de las características que ha fomentado algunos mitos sobre el pitbull. Uno de esos mitos dice que el perro pitbull es incapaz de soltar la presa porque sus quijadas se traban de alguna manera. Otro mito le atribuye a la mordida del pitbull una presión de 1600 libras por pulgada cuadrada. Esos mitos absurdos han ayudado a destruir la imagen de esta noble raza de perros.

Al igual que la cabeza, el cuerpo del perro pitbull es muy llamativo. Aunque resulte extraño para quien no conoce a esta raza, el cuerpo del pitbull no es excesivamente voluminoso ni ancho. Es cierto que existen fotos y videos de perros "pitbull" que parecen versiones caninas de un Arnold Schwarzenegger enano, pero esa no es la imagen real del pitbull.

De acuerdo con el estándar de la raza aceptado por el United Kennel Club (UKC), el perro pitbull debe tener un cuerpo ligeramente más largo que alto, con pecho profundo y nunca debe tener apariencia gruesa o excesivamente musculosa. De hecho, el mismo estándar establece que el pecho no debe ser más ancho que profundo.

Todos esos "fisicoculturistas caninos" que parecen tanques de cuatro patas, no concuerdan con el estándar del perro pitbull.

Una de las características físicas más agradables del pitbull es su pelaje corto y lustroso, que invita a la caricia incluso a quienes no son muy afectos a los perros. Ciertamente es muy agradable acariciar el lustroso pelaje de un pitbull... siempre que el perro esté limpio, por supuesto. Todos los colores son aceptados para esta raza, excepto el mirlo (fondo jaspeado con parches de color sólido).

Temperamento y carácter del pitbull

Los medios de comunicación y la sociedad en general, han difundido muchos mitos y leyendas sobre el carácter del perro pitbull. Hoy en día la mayoría de la gente piensa que los pitbull son perros peligrosos, inestables y muy agresivos.

Esa idea es incorrecta, pero sus partidarios tratan de apoyarla basándose en la historia del perro pitbull y en datos de ataques ocasionales provocados por pitbulls o perros similares.


La verdad es que el pitbull es un perro con un impulso de presa muy desarrollado, pero no es un asesino por naturaleza. De hecho, tiende a ser un perro muy sociable con la gente. En general, éste es un perro que puede llevarse muy bien con niños y adultos, y puede ser una mascota excepcional.

Sin embargo, el buen carácter de cualquier perro (incluido el pitbull) depende de su correcta socialización desde cachorro.

En términos generales, estos perros son amigables, juguetones y confiables con la gente.

De acuerdo con las estadísticas de la sociedad americana de evaluación del temperamento (ATTS por sus siglas en inglés), el pitbull tiene un temperamento más estable que el promedio de los perros. Más aún, en las evaluaciones llevadas a cabo por esa organización el año 2006, el pitbull obtuvo una mejor "calificación" que razas tales como el beagle y el golden retriever.

Ahora bien, aún cuando esta raza no tiende a ser agresiva con las personas, sí existen perros pitbull que son agresivos. Esto se debe al cuidado inadecuado y la irresponsabilidad de sus dueños, y puede ocurrir con cualquier raza de perros.

Por otro lado, aunque un pitbull puede ser socializado con otros perros y con otros animales, ésta no es la raza más recomendable si quieres tener más de un perro. Un perro pitbull puede tener amigos perros, pero el fuerte impulso de presa y la capacidad combativa de esta raza pueden provocar serios conflictos.

La inteligencia de estos perros los hace fácilmente adiestrables. Los pitbull se adaptan bien a diferentes técnicas de adiestramiento canino, pero responden mejor con el adiestramiento en positivo.

Peso y altura

El estándar de la raza no especifica una altura determinada, sino que prioriza la construcción armónica del cuerpo. Es por eso que existen perros pitbull de tamaños muy heterogéneos. Sin embargo, el pitbull es un perro de talla mediana.

El peso debe estar en proporción con la altura, por lo que también es muy variable en esta raza. Sin embargo, el peso de los machos suele encontrarse entre los 15,9 y 27,2 kilogramos; mientras que el peso de las hembras suele estar entre los 13,6 y 22,7 kilogramos.

Salud y cuidados

Ésta es una de las razas de perros más resistentes a las enfermedades, pero no por eso debes descuidar su salud. Además de tener al día las vacunas de tu perro, tienes que prestar atención a posibles problemas del corazón, enfermedades contagiosas de la piel (sarna, eccemas, hongos), parásitos internos y externos, etc.

Por supuesto, lo más importante para mantener la salud de tu pitbull es que se le haga una revisión veterinaria regular y que sigas los consejos que te de el veterinario.

El pelaje del pitbull no necesita de cuidados especiales. Será suficiente con el cepillado regular y el baño cada vez que se ensucie.

Sin embargo, el ejercicio es muy importante por lo que necesitarás sacarlo a pasear al menos una vez al día por períodos prolongados (1 hora como mínimo). Al pasearlo tienes que cuidar que no pelee con otros perros, ya que esto es algo frecuente con esta raza. También tienes que proporcionarle el adiestramiento canino básico para poder controlarlo cuando sea necesario.

Los juegos son muy importantes y, si puedes, también deberías llevarlo al campo de vez en cuando.

Historia de los perros pitbull

Los perros pitbull actuales tienen sus orígenes en la Gran Bretaña del siglo XIX, pero su historia se remonta a la época del imperio romano.

Esta raza desciende de perros molosos de pelea, que originalmente se usaban para peleas contra toros y osos. Con la prohibición de estas peleas en Inglaterra, los aficionados a estos "deportes" empezaron a criar perros más ligeros para hacerlos pelear entre ellos. Parece ser que se utilizaron perros de tipo terrier, consiguiendo así mayor agilidad sin perder la combatividad.

El pitbull fue reconocido en alguna época por el American Kennel Club (AKC), pero luego fue eliminado de sus registros porque dicha institución no quería la mala prensa que traía consigo una raza de pelea. Es así que los cinófilos norteamericanos desarrollaron una nueva raza a partir del pitbull de entonces, el American Staffordshire Terrier.

Actualmente, el pitbull es reconocido por algunas organizaciones cinófilas, como el United Kennel Club y la American Dog Breeders Association, pero no es reconocido por la Federación Cinológica Internacional (FCI) ni por el AKC. Sin embargo, algunas entidades afiliadas a la FCI reconocen a la raza, como es el caso de la Federación Cinológica Argentina.

Actualmente la raza está considerada como una de las razas peligrosas, pero sigue brindando su cariño y lealtad a miles de personas en todo el mundo.